miércoles, 18 de mayo de 2011

Ecotrimad 2011, aprendiendo paso a paso

Esta vez sólo han sido 5h 29m, 30 minutos menos que en Elche. Aunque ya sabemos que no se pueden comparar tiempos de dos pruebas diferentes, cada vez voy progresando en esta distancia.
Está claro que Elche y Ecotrimad no son comparables, perfil, meteorología y organización los hacen diferente.
¿Cómo es Ecotrimad? El segmento de agua se nada en un pantano, hasta aquí nada diferente. La diferencia con otros 1900mts, es que la organización de Ecotrimad decide ahorrar en boyas. Dos miserables boyas difíciles de localizar cuando estás nadando, un par de ellas más hubiera ayudado. Tengo la sensación de haber nadado más metros de los necesarios, sin embargo el tiempo mejor que en Elche.
El segmento de bici son dos vueltas a un circuito de 38 km. El perfil acumulado son casi 1100 mts. Los primeros kilómetros son un sube y baja continuos. Son subidas tendidas, pero con sus kilómetros aunque sin llegar a ser puertos. También hay pavés y curvas de 90 grados que son peligrosas, sobre todo con agua. Hay que destacar el paisaje por el que discurre el circuito.
La carrera no es fácil, tiene terreno mixto: cemento, asfalto y tierra. Perfil de falso llano, pero con dos rampas durillas que hacen que se tensen los músculos.
La organización regular, cierto que no se les puede juzgar al 100% por la meteorología con la que nos enfrentamos, pero hay aspectos mejorables: más boyas, mejores indicaciones en los giros y curvas peligrosas. Muchísimo mejor Elche desde luego.
En este Ecotrimad, además del perfil, la climatología. Así es, al perfil duro de la prueba, hay que añadirle las inclemencias meteorológicas que acompañaron a la prueba durante el segmento de bici. Más de 40 km bajo agua, granizo y truenos. Cortinas de agua que apenas te dejaban ver la carretera y un asfalto que era un peligro constante ante la cantidad de agua que se acumulaba. Os podéis imaginar la temperatura, no más de 16º que tras 1 hora bajo el agua, hacía que la temperatura corporal bajase. Para que podáis imaginar cómo fue de duro, se veían triatletas resguardados bajo marquesinas o en garajes particulares en los pueblos y coches recogiendo a los participantes que abandonaban sus bicis en la calzada.
Mi experiencia personal. Decir que mucho mejor que en Elche. Comí sólo cuando tenía necesidad, un plátano en la T1 y apenas ingerí una barrita y medio gel durante la bici. Bebí agua durante la natación J, medio bidón de agua y otro medio de isotónico en la bici y medio vaso de coca cola en la carrera.
Mi lección aprendida en esta carrera es el uso de los manguitos. Grandes aliados para días en los que no hace calor o están tormentosos. Dudé usarlos en el tramo de bici y finalmente no lo hice, error!! Pero sí los usé en la carrera, lo que favoreció  que entrase en calor. Otra lección, es dejar el material de las transiciones dentro de una bolsa de plástico en estos días que puede que llueva durante la prueba.
Podéis leer otra crónica en http://uxiosanchez.blogia.com/

I Ecotrimad - Conociendo los límites

Esta foto de la entrada a meta resume lo que fue toda la carrera. No hay brazos en alto, no hay sonrisa, ni mirada al cronómetro. Agotamiento, tristeza y ganas de terminar es todo lo que queda. Pero no temáis, no voy a escribir una crónica mística sobre lo que se sufre en el triatlón.

Me quedo con lo positivo, y es que sigo aprendiendo y cada vez me conozco mejor, sé en qué debo mejorar y como enfrentarme a estos retos. De este HIM salgo reforzado de cara a mi objetivo principal de este año.

Analizando la preparación para este Ecotrimad quiero compartir con vosotros mis impresiones sobre los 4 pilares fundamentales:
  • Entrenamiento/físico: Después de Elche no he vuelto a tener buenas sensaciones. Han ido saliendo los entrenamientos pero he nadado y corrido peor. En bici parece claro que el problema con el pulso se debía a la falta de candencia.
  • Nutrición: Me he relajado últimamente, a veces la voluntad flaquea. No he sido cuidadoso sobre todo con la hidratación y creo que eso me ha pasado factura.
  • Descanso: Además del entrenamiento otros compromisos personales han añadido carga, no he recuperado convenientemente y en la última salida larga a pie apareció un dolor intenso que el vasto interno izquierdo que agravé con una salida larga de bici dos días después. Esto afectó a mi semana de tapering en la que no hice pesas y tuve que cancelar algunas sesiones para descansar dos días seguidos.
  • Motivación/mente: Llegaba a esta carrera sin muchas ganas, tal vez provocado por las malas sensaciones físicas. Como ejemplo, el día anterior en lugar de cambiar las ruedas de entreno por las de competición decidí no hacerlo. ¿Es esto normal en una persona motivada para dar lo mejor en una competición? ¡No!
NATACIÓN

Después de la comodidad de Elche quería nadar fuerte, exprimirme en este segmento. El agua no esta tan fría como parecía y las sensaciones en el calentamiento son buenas. Salimos desde el agua, flotando, y nos dirigimos a la primera boya que debe estar a unos 700m. Digo debe porque no hay forma de verla, está tumbada y me oriento por las referencias del entorno. Mi sensación es que voy nadando fuerte y pronto estamos enfilando la segunda boya en un grupo de 3 ó 4 triatletas. A partir de aquí empiezo a sentirme cansado, en el viraje pierdo la referencia del grupo que traía (por no fiarme de su orientación) y me quedo solo. Me pasan bastantes nadadores de mi grupo y de algún gorro de otro color al que intento seguir los pies. ¡Imposible! Amago de tirón en los isquiotibiliales de la pierna izquierda. A pesar del esfuerzo el tiempo es igual que el de Elche: 34´51" según mi crono. Muchísimo más cansado.

CICLISMO

No sé cuanto tiempo pierdo en la transición , pero es probable que sea una de las peores que he hecho nunca. Tengo que sentarme en el suelo para quitarme el neopreno. Desde la barra de boxes hasta el punto de montaje en la bici hay un larguísimo trecho de moqueta negra sobre tierra, voy con el pulso disparado.

Las sensaciones en las piernas no son buenas pero me concentro en mover cadencia y mantener el pulso por encima de 145ppm. Poco a poco voy cogiendo ritmo aunque lo cierto es que me pasa mucha gente, algo habitual en los primeros tramos de mi segmento ciclista. Intento concentrarme en el recorrido rompepiernas que no tiene ni un respiro, bajando adelanto a gente, y termino la primera vuelta a unos 32,8Km/h de media.
No sé en qué momento el cielo decide cambiar de opinión, donde antes había sol ahora hay nubarrones negros, parece que es de noche y de un fuerte aguacero pasamos a una tremenda granizada. No sé cuánto dura, solo sé que me duelen los brazos y tirito de frío, la bici no frena, el granizo golpea en los cascos y las gafas... Algunos participantes empiezan a parar en los pueblos, buscan resguardo, empiezan a pasar ambulancias mientras también yo temo entrar en hipotermia. Llego a pensar que la organización va a suspender la prueba debido a una oleada de abandonos que no va a poder asumir. Solo quiero llegar a la T2 y abandonar. Tengo ganas de llorar, no siento los dedos de las manos, y cuando la carretera baja tengo que hacer visera con mi mano derecha para ver por dónde ir. En un par de curvas estoy a punto de irme recto. Esto es un infierno, pero helado. En una ascensión me pongo de pie y siento, al sentarme de nuevo, que la llanta trasera toca el suelo: ¡he pinchado y aun me quedan unos 16Km! Ahora sí que estoy a punto de derramar lágrimas de impotencia, no me lo puedo creer. Aunque quisiera parar no sé si podría reparar con la tiritera que tengo y el dolor de manos. Decido no parar mientras me pasan triatletas a puñados... estoy derrotado y mis piernas empiezan a acalambrarse, ¿agotamiento del frío, falta de hidratación?. En las curvas y bajadas tengo que extremar el cuidado para no caerme. En algún momento deja de granizar aunque la sensación de frío, al estar totalmente empapado, es muy intensa. Solo quiero llegar a la T2 y abandonar, pensar que me quedan 21Km de carrera es demoledor.

CARRERA A PIE

Y cuando por fin llego a la T2, me encuentro a la gente corriendo. La organización no ha suspendido la prueba como yo, ilusamente, había imaginado (esto no es una crítica, sino la demostración de que estaba tan agotado que hasta mi mente me hacía esperar cosas que, ahora, veo que eran ilógicas. Una tormenta no deja de ser un inconveniente más). Dejo mi bici, no puedo calzarme de pie y me tengo que sentar en el suelo, no puedo ponerme los calcetines del dolor de dedos.

A pesar de todo salgo a correr. En el km 2 tengo que pararme a estirar el isquio izquierdo. Mala señal. Pierdo unos 5 minutos parado e intentando caminar hasta que por fin consigo volver a correr. Divido la carrera mentalmente en tramos de 5Km para que no se me haga tan larga y me motivo pensando en llegar al ecuador, aunque el recorrido en continuo sube-baja y dando 3 vueltas al mismo circuito no ayuda demasiado. Llevo un ritmo decente entre 4:30 y 5:00 min/km, paso el 10km en algo más de 50 minutos y, aunque no puedo correr como me gustaría porque me acalambro, parece que todo va mejor. En el km 15 de repende el vasto empieza a dolerme muchísimo y tengo que empezar a caminar algún trecho de las pendientes, en el km 18 el músculo dice basta y me tengo que parar. ¡Tres km para meta e incapaz de saber cómo llegar! Me pasan multitud de triatletas, cuando estiro el vasto se me acalambran los isquios, el cuádriceps, no puedo ni caminar del dolor. Estoy más de 4 minutos en el puente, desolado mientras me adelanta mucha gente, intentando poder posar el pie. Por fin consigo caminar un poco y me pongo a trotar a ritmo de 6:00min/km, me cruzo por tercera y última vez con Uxío pero esta vez ni le saludo. Me arrastro como puedo por un auténtico barrizal, pisando charcos porque soy incapaz de esquivarlos. Tomo el último desvío hacia meta: "Falta 1 km" me dice una voluntaria. "Bajada, serpenteas en el pueblo, muralla y meta" me dice otro. Pero la organización se olvidó del GPS y ese último km se convierte en 1.600m eternos. ¡Quiero llegar y que esto acabe!

Al entrar al castillo algunas personas aplauden, veo la meta al fondo aunque antes tengo que sortear un enorme charco. Ya está, ¡se acabó! He podido con ello aunque pensé en retirarme hace casi dos horas.

No hay brazos en alto, no hay sonrisa, ni mirada al cronómetro. Los abrazos, besos y enhorabuenas es todo lo que queda; lo mejor de este deporte.

lunes, 16 de mayo de 2011

Buitrago día Red Bull

ENHORABUENA Sr. SANCHEZ y Sr. Buesa, lo de ayer es más machada si cabe.

Lo he pensado varias veces y me he decidido a meter una entradita para rogaros que pongaís dos buenas cronicas, cada uno una eh!. Las cronicas de ayer son de las que, a buen seguro, daran para al menos dos buenos capitulos de un libro de motivación.

Yo, lo llamo días RedBull, porque son de esos días que luego te dan alas toda la vida. Habeís pasado frio, dolor e incluso, porque no, un poco de miedo. Yo desde luego me hubiera "cagao" bajando con la flaca con ese granizo. Pero lo habeís superado con DOS. si a eso añadimos un recorrido exigente y que alguno se había traido residuos de mudanza...........

Pues eso, un Buesa menos pletorico de lo habitual pero como un campeón y un Uxio más feliz que una mona rebajando el tiempo de su anterior larga distancia en Elche y que os juro que si le hubieseís visto a poco más de 2 kilometros del final nadíe hubiese dicho lo que llevaba a cuestas.


Por cierto va siendo hora de que hagamos una quedado con la equipación oficial para cambiar la foto .

martes, 10 de mayo de 2011

I Media Maratón de Gijón - 30/04/2011

Bueno pues aqui va mi cronica para no perder la costumbre.
En la foto podeis comprobar que lo di todo, eso si... todo lo que tenia. No es que este año tenga mucho, pero no me puedo quejar fui capaz de hacer menos de
1h40min. que para mi edad...
La carrera muy muy recomendable, el tiempo mejor imposible humedad y 14 grados. Carrera muy llana y al nivel del mar. Vamos para venir con objetivos ambiciosos.
Me habia marcado este objetivo en febrero tras ser consciente que no iba a poder acceder a ninguna 10K con suficiente Kms en las patas. Dado el poco tiempo que he tenido par
a entrenar durante este año he tenido que buscarme alguna alternativa y me acordé de los entrenos de los chicos del Carrefour www.runirina.com
He intentado seguirlo durante sus 6 semanas de preparación para la media con 3 entrenos semanales... En general me ha parecido bastante asequible, lo malo es que tras meses parado mis referencias de ritmo eran demasiado optimistas. Lo bueno es que un par de semanas antes, en la prueba de 10K me dí cuenta que no es
taba para tirar cohetes (44:30) y eso me permitio disfrutar más si cabe de la media en Gijón.
En esta ocasión corrí con mi amigo Luis que tampoco estaba para muchos records... Nos colamos con los del campeonato de españa en la salida que siempre tiene su morbillo y poco a poco me deje caer hasta mi grupo de ritmo de 4:30 / 4:40...
En general iba m
uy comodo y pensaba en apretar más, pero no tengo suficientes Kms recorridos como otros años y asi una media se puede hacer muuuy larga...
Aguante en mi puesto y disfruté todo lo que pude, paseo maritimo, plaza mayor... cruzarte con los primeros que en 45min van por el Km 15 y yo acabo de llegar al 10... Vaya tela como corre la gente.

No sufrí demasiado, aunque corriera en soledad, pues mantuve bajo control el pulso que sería el indicador de que ya no hay mas gasolina... La llegada me costo y perdi unos segundos en los ultimos kilometros pero no me importo mucho la verdad disfrutaba de lo lindo con los parques verdes y la temperatura tan agradable.

La carrera finalizaba en pista y a pesar de ser el campeonato de España y el de Asturias seguiamos llegando muchos en tiempos más que discretos.

Lo mejor, como siempre que voy por Asturias, vino despues de la carrera.
Esa s
idra y esos manjares de la tierra. Que bien cenamos, comimos, etc..
Disfrutar de mi pareja sin criaturas... En fin un pequeño paraiso fuera de la rutina diaria.
Creo que me va a ser muy dificil decir que no a Gijón el año próximo y si el entreno lo permite me gustaría volar por sus calles...
Estaís invitados ;-)

martes, 3 de mayo de 2011

IX DUATLÓN CIUDAD DE SANTANDER

Os dejo la crónica de mi primo en el IX DUATLÓN CIUDAD DE SANTANDER.


La verdad que la carrera fue bastante chunga.

Antes de empezar la carrera estuvo lloviendo a cantaros durante 40 minutos y pensé, para que voy a ir si va estar peligroso y a mi no me pagan por hacer esto, pero en esos momentos empezó a salir un sol fuerte y empezó a secar la calzada, por lo que me acerqué a la salida, estaba a 10 minutos de casa.

Cogí la bici y fuí a por el dorsal, según llego, veo que los dorsales son reciclados y que a mí me han asignado el 54 y ese no estaba, por lo que me dicen que espere y si alguno no se presenta me dan ese, bueno a mí me parecía surrealista pero parace que las organizaciones por aquí suelen ser así.

Todo en general más cutre, no teniamos caja para dejar las cosas bueno detalles de ese tipo.

Vamos a la salida y saliamos todos juntos 138 participantes en ese momento empiezan a caer gotas y no llegando al primer kilómetro esta cayendo un chaparrón de la leche.

La gente por aquí corre de narices debe ser que los 138 son buenos y en Madrid entre los 600 había alguno tan paquete como yo. Me quedé de los últimos lo que no favorecía la moral (lluvia, de los últimos...), llego a la transición y tengo las zapatillas caladas y no se que hago pero tarde como minuto y medio en ponérmelas. Salgo y me dicen que me coloque a la derecha que están llegando los primeros, yo me pongo a la derecha y voy tranquilo para que me pasen pero como no llegán empiezo otra vez normal y en ese momento pasa un tío con unos manguitos como si fuera en moto (ese no ganó) lo que me hizo pensar, que paquete soy y lo que hay que mejorar, yo iba a mi ritmo y me miraba las rodillas, las tenía moradas del frío que estaba pasando y yo diciendo quien me manda estar aqui.

Yo pasaba a gente y se ponían a rueda y me decían, no te puedo dar relevos y así todo el tramo con gente a rueda y mas miedo que ni se, al coger las glorietas.

Al final llegó a la segunda transición mojado hasta el tuetano y otra vez con problemas para ponerme las zapatillas llenas de agua, debía ser el frío tardé como mínimo otro minuto y medio, me dijo Laura que algunos llegarón mas tarde y salieron antes que yo.

Según salgo a correr me noto super entumecido y como acalambrado y pienso, no puede abandonar ahora, así que iré flojo, bajé el ritmo y empecé a notar que ya mejoraba así hasta el final.

Tiempo final según el Garmin 1h 18 min 38 seg. Me salió una media de 4:40 min/km en los primeros 5 km, una media de 31 Km/h en la bici que al final fue 22,2 Km y 4:52 min/km en los últimos 2,5Km. El que ganó 56 min cuando yo dejaba la bici el ya estaba en la ducha.

La moraleja fue, tengo mucho que aprender de colocación en las carreras y tengo que tener mas morro y chupar rueda.
Se ha producido un error en este gadget.