lunes, 23 de marzo de 2009

XII Edición Media Maraton Fuenlabrada

Impresionante!! Algo nuevo para mi!!
Si, si. Es cierto, es la primera vez que corro esta carrera. Media Maraton de Fuenlabrada.
Agustín me la comentó hace tiempo y este año, de cara a ajustar calendario con las tiradas largas del MapoMa venía perfecto.
Buesa me recogío puntual en nuestro semaforo. Gracias Dani! ya llevamos unas cuantas y se agradece tener el viaje compartido.
Al llegar a Fuenlabrada no tardamos en aparcar y localizar al grupo. La mañana perfecta para trotar, tirada larga y para los que esten fuertes correr.
Nos encontramos todos en la pista a la hora acordarda. Esta claro, Edu es el que se pierde... jeje
La foto no denota lo fuertes que estamos. Alguno recuerda mas a Piolin que otra cosa. Vamos a dejarlo, que es domingo por la mañana y temprano.

Como la tirada larga tenian que ser 24Km, empezamos a trotar por los alrededores cruzandonos con el Sr. Corrales, que se convertiria en mi acompañante durante casi toda la carrera.
Salida sin chip, desde atras despues de los 3Km de rodaje.
Los Km me van a salir rana, una vez mas... Voy tan despreocupado que no he arrancado el garmin. Segun el crono salgo 300mts más adelante.
Poco a poco nos vamos colocando en grupos. La salida, fea, por la zona de los poligonos de Fuenla no es que atraiga mucho y encima pica hacia arriba.
Pasados varios Km empiezo a tener que sujetar a Rafa que se quiere poner a ritmo. La primera vez que tenemos oportunidad de vernos las caras con el resto, me falta Agustín. Antonio va comodo y detras Sergio y Buesa disfrutando.
Es curioso o la gente corre mucho, que puede ser, o en el Km 6 ya no se vé mucha gente por detras. En fin, seguimos rodando y disfrutando del paisaje.....
Salto de las vias del tren, casi literalmente pues el repecho para pasarlas tela. Otra vez sujetando a Rafa... estamos en el 6 y poco. Ya hay uno andando.
Es curioso a la presión que nos sometemos con los tiempos. Este que va andando es una bestia parda. Fijo que nos funde a cualquiera. Error de base; salir más rápido de tu ritmo objectivo. Esta claro a todos los niveles surgen problemas.
Vamos cruzando Fuenlabrada hasta empezar a descubrir vias rápidas que nos situan en zonas nuevas de este municipio. De repente el grito desde atras. Ehhhh!!
Agustín asoma y se engancha con Rafa y servidor para seguir a 4:45 rodando y asegurando fuerzas para lo que queda, ahora empezaos a bajar pero no hay que engañarse. No llevamos ni 11Km.
Por fin giramos para empezar a subir y encaminarnos de vuelta hacia la salida. Menos mal! reconozco que la bajada enterna viendo gente subir me ha dejado un poco desmoralizado. Ahora subiendo. Empiezo a disfrutar, pues puedo ver las caras de los demas: Aki viene comodo, Antonio no va mal. Sergio y Dani juntos por detras.
Bien, me digo. Todos vamos bien. Es importante dosificar. Queda la vuelta...
Los siguientes Kms son duros y aburridos, excepto por tener que sujetar a Rafa que se pone a 4:30 con facilidad y la glucosa de Agus poco que contar. Llegamos al 15 y aqui sabemos que se han acabado los toboganes. Empezamos a rodar más fuerte. 4:30 o así. Agus gruñe. Poco pero se queja. Eso no significa que baje el ritmo. Ni mucho menos.
Una sensación extraña en la lengueta y el sentirme comodo me hace despedirme de mis compañeros de carrera para apretar un poco. No mucho, me pongo a 4:15 más o menos y si ya desde el 13 hemos ido recogiendo cadaveres ahora es increible. En el único repecho duro antes de enfilar el poligono hacia la pista de atletismo he dejado atras a 7. Los últimos dos Kms son a tumba abierta bajando y rodando rápido. En la entrada a pista sigo dejando gente atras y concentrado en entrar solo y por el centro para que Aki no tenga problemas en localizarme en el video. Llegada en 1:38:55. Comodo y con los deberes hechos. A partir de aquí van entrando los Runners de Fortuna, conquistando uno tras otro nuevos record personales. Entrando en este orden; Agus, Rafa, Aki, Antonio, Dani y Sergio.
Bolsa del corredor justita, camiseta tecnica para no perderse en la niebla y bebidas sin azucar para los que nos hemos quemado unas 1000 calorias.
Me quedo con la idea de volver a correr esta carrera fuerte otro año.
En lineas generales me ha gustado; La carrera, no Fuenla.

miércoles, 11 de marzo de 2009

III Media Maratón Villa de Collado Villalba El Tragamillas


La mañana se presentaba con agua antes de salir. El Tomton de Edu me llevó a “su casa” y partimos para Collado.

Recogida de dorsales y a buscar a Buesa y Antonio que llegan en unos minutos. Calentamiento y mucha tranquilidad.

Salimos en parejas y Edu empieza con sus miedos del km 15 a 17 (ojo que estamos en el 2). Salida y nos ponemos a ritmo 4:50 - 4:40 manteniéndolo independientemente del perfil y no paramos de pasar gente. 10km sobre 48 minutos.

Radio Villalba va narrando los diferentes lugares: su antigua casa, amigos, casa de mujeres cariñosas y llegamos al 15 con 2 km de subida que quitan el aire (a 5). Saludamos a los padres y hermano de Edu, enfilando el 18 de bajada y llano hasta la meta.

La gasolina se ha terminado para Edu y se deja llevar desde el 19 para llegar a la meta en 1:41:48. Vuelta a buscar a Dani – Antonio y acompañarlos 1 km.



Bolsa repleta de cosas (chubasquero de recuerdo y calcetines Joma entre otros), una señorita que me da un helado Magnun que me como mientras trato de estirar mi molesto glúteo. Antonio me suelta que es una molestia muy agradecida y me enseña 2-3 estiramientos (¿Cómo algo molesto puede ser agradecido?).



Recorrido mixto por el pueblo y dehesa, cambiando de uno a otro, bonito, muchos voluntarios, agua (3) y cuidados los detalles: “El trazado conserva la esencia de rompe piernas de las 2 primeras ediciones, con continuos toboganes, hasta 14 cambios de superficie y desnivel acumulado de 430 metros”. Subidas y bajadas cortos en longitud pero de gran pendiente. Entre 850 y 950 metros de altura.

Leyendo el periódico que hace el club, indican que el perfil se ha suavizado este año para hacerla más rápida ¿?.

lunes, 2 de marzo de 2009

Media Maratón La Latina – Los RDF nunca corren solos




La verdad es que no se muy bien por donde empezar la crónica… puede que por novato en estas lides o porque en mi corta experiencia como runner esta carrera ha sido atípica por como discurrió pero sobre todo por los diferentes estados de ánimo que viví corriendo solo los maravillosos 21 kilómetros de toboganes… en cualquier caso voy a intentar narrar todo lo acontecido.

Mi crónica no puede empezar en otro lugar que no sea mi casa porque hay es donde empiezan siempre mis carreras el día antes a la misma… el sábado noche estábamos concentrados, comiendo pasta para tener “gasolina” suficiente y con unas ganas locas por acabar una carrera después de muchos meses de sin sabores y problemas varios que no me permitían estar ni medio bien en ningún momento pero había llegado el día de acabar mi segunda media¡

Los nervios: La noche trascurrió regular, principalmente porque el pequeño N no quería colaborar en mi necesario descanso preparatorio lo que me hizo levantarme con muy poquito sueño y sobre todo con muy pocas ganas de ir a “disfrutar” de la carrera… esta sensación va cambiando según me voy preparando para salir, recordándome a mi mismo que el equipo esta esperando y que seguro cuando llegue veo la película de otra forma, y llega el momento estelar de la mañana… me siento en el coche, enciendo el TOMTOM y veo que llegaré al lugar sin problemas¡¡¡¡ Joe (perdón por la expresión) como ha cambiado mi vida la maquinita, ahora si que estoy con las pilas a tope, con sueño eso si pero con la ilusión del día que cobramos la paga extra J¡¡¡¡

La apatía: Después de 30 rotondas, lugares nunca visitados y no mas de 20 minutos llegamos donde habíamos quedado, aparcamos sin problemas y me dirijo trotando despacito al Pabellón Municipal… 9:00 de la mañana, 15 minutos antes del horario estipulado y un dato histórico en mi interminable curriculum de perdidas y retrasos¡ Empezamos a estirar poco a poco y esperamos con impaciencia al resto del equipo… la impaciencia crece y crece según se va acercando la hora y a las 9:15 llamo al Sr. Artalejo que nunca llega tarde, responde el Señor del Descanso : “estamos aparcando, ya vamos hacía allí”… a las 9:35 sigo en el mismo lugar solo y con el cuerpo mas estirado que un chicle, un par de llamadas infructuosas al equipo y decido recoger el dorsal e ir al coche para acabar de prepararme. A las 9:45 estoy preparado, solo, pero preparado para la que espero sea mi segunda media terminada. Desde las 9:45 hasta la hora de la salida mientras troto intento buscar a mis compañeros entre la marabunta que se congregaba en la salida con resultado infructuoso. Son las 10:00 y la moral anda por los suelos con mas ganas de coger el coche e irme a casa que de intentar correr una media solo, con poco entrenamiento y sobre todo teniendo en cuenta que las rodillas no nos han permitido acabar ninguna carrera en la temporada.

La ilusión: una vez superadas las ganas de irnos a casa nos ponemos a cola del pelotón pensando que yendo un poquito rápido seguro que somos capaces de ver al resto del equipo… suena el “boom” y 2 minutos después conseguimos cruzar la línea de salida con muchísima gente intentando coger ritmo y un par de “globitos” azules con el tiempo objetivo por delante. Pasamos el primer kilómetro y conseguimos ponernos a un ritmo apropiado para intentar “coger” al equipo y al mismo tiempo no “petar”: 4:35 y por debajo de 160 pulsaciones un “tran-tran” apropiado para ir avanzando y no quedarnos sin gasolina. Parece mentira pero todos los comienzos de carreras son similares en lo relativo a sensaciones porque te entra una ilusión como quien tiene zapatos nuevos y no se sabe muy bien porque… Según van pasando los primeros kilómetros dos pensamientos se van cruzando, el primero que creo que por mas que busque no voy a encontrar al equipo y el segundo y que mas me preocupa que llevamos demasiado tiempo bajando y creo que voy a sufrir cuando tengamos que dar la vuelta¡ En los primeros 10 Km. paso el globo de 1:50, posteriormente el de 1:45 y veo a lo lejos el de 1:40… en cuanto lo diviso empezamos el tobogán de subidas y bajadas que nos acercan a la casa de campo… y lo malo es que siguen siendo mas bajadas que subidas por lo que la vuelta va a ser interesante¡¡¡ Una vez en la casa de campo llega el momento mas interesante del día buscando la “charca” de la súper triatlón de Madrid y cuando la veo se me ponen los pelos como escarpias esta vez no por la emoción sino por el “acojone” que me entro cuando revisaba el color y los lados blanquitos de espuma sospechosa¡¡¡¡¡


El miedo: Disfrutando de la vueltecita por la casa de campo, intento borrar de mi cabeza el color del agua y me acuerdo de la ilusión con la que los Rdf estamos planteando el Triatlón de Madrid… aunque a día de hoy no tengamos claro si seremos capaces de tener nuestro mono de competición monocromático (según el proveedor J). Parece mentira pero entre unas cosas y otras habíamos pasado el Km. 14 y estábamos dejando atrás el cómodo recorrido de la casa de campo, nos pegamos el primer sofocón con una maravillosa subida que nos acerca a las calles de Aluche sabiendo como bien nos había dicho el señor de la organización en el Km15: “guardar un poquito que a partir del 16 es todo subida”… yo creía que llevábamos subiendo desde hace un ratito como después confirme revisando la altimetría pero si el señor lo decía lo mejor era parar los caballos… aunque pararon ellos solos. De repente en el fatídico 16 empecé a notar que no me quedaban muchas fuerzas las pulsaciones se mantenían por debajo de 160 pero el ritmo empezaba a estar por encima del 5:00 y empecé a tener miedo de repetir anteriores fracasos, sobre todo teniendo en cuenta que no sabía ni donde había dejado el coche¡¡¡ Aquí es donde me di cuenta que los miembros del equipo Rdf no corremos nunca solo porque mi cabeza empezó a recordar los mensajes tan repetidos en nuestros entrenamientos:

- Howe: “…cuando corría la maratón en (miles de sitios…)…bla,bla,bla,…
- Arta: “…el cuerpo no se queja porque la cabeza no deja…”
- Rubio: “…la condromalacia con dos sesiones se cura, no hay que preocuparse…”
- Buesa: “chirunning, chirunning,…
Pero sobre todo Antolín con su épica frase: “tan importante es entrenar como descansar”… y yo lo que quería hacer era llegar a mi casa a descansar¡¡¡¡

La alegría: dándole vueltas a todas estas cosas en la cabeza se me pasaron los siguientes kilómetros con mucho cansancio pero una sonrisa cada vez que me acordaba de alguna de las frasecitas, de alguno de nuestros entrenamientos por la dehesa con sus cuestas,… se me pasaron volando los kilómetros, tanto es así que me encontré con el cartelón del 20 sin darme cuenta de las calles por donde corría y ahora solo quedaba disfrutar de los últimos metros con gente aplaudiendo según nos acercamos a la pista de atletismo, los runners que habían acabado hace un lustro animando desde la valla los últimos metros y al fondo el cronometro con sus segundos cayendo en un goteo constante y volví a recordar otra maravillosa frase de Howe: “los últimos metros siempre a muerte, hay que darlo todo, por debajo de 4”… lo malo es que las piernas no querían y no había forma de obligarlas.
El video de la llegada muestra la dureza del recorrido:
Edu: http://www.corriendovoy.com/video.php?id=45&video=1898 (sg. 15)
Arta, Aki: http://www.corriendovoy.com/video.php?id=45&video=1902 (sg.27)
Sergio: http://www.corriendovoy.com/video.php?id=45&video=1903 (sg 10)


A partir de aquí lo tradicional, recogida de la bolsa del corredor, estiramientos rápidos y a casa volando… porque si en 21 Km. de cuestas no había encontrado el equipo creo que con el mogollón de gente no lo iba a conseguir.

Al final no he hecho una crónica de la carrera, los tiempos, los lugares por los que fuimos… solo he contado todo la cantidad de pequeños momentos que viví en la carrera y que han girado siempre en torno a mis sensaciones que hubieran sido iguales en cualquier lugar donde se hubiera disputado la misma.

Por eso ya que es mi primera entrada en el Blog me gustaría aprovechar para agradecer a todo el equipo los buenos momentos que hemos pasado, las frases épicas sin las que jamás hubiera llegado a meta y sobre todo ese “gusanillo” sin el que os aseguro jamás hubiera tomado la salida solo en ningún sitio del mundo¡

Por eso acabo como he empezado: “Los Rdf nunca corren solos”






domingo, 1 de marzo de 2009

Runners de Fortuna


Han sido muchos kilometros los que han caído en nuestra querida Dehesa......
da igual que sea con agua, nieve, sol, aire, calor o frío, siempre está ahí .... ella y nosotros !









Y despues de tantos metros recorridos de haber creado un blog, un buen nombre, un logo, una serigrafía..... un equipo, ha llegado el momento de hacerse unas fotillos.












Nos ha quedado bien el cortavientos, no?..... despues de tantas vueltas que le dimos, me gusta el resultado... lástima que acabe de llegar el buen tiempo.

Pues nada sigamos ahora con el proyecto del mono de tri a ver si tenemos tanta suerte como con el cortavientos.

Se ha producido un error en este gadget.